Epidemiología y desastres

Los desastres pueden aumentar el riesgo de enfermedades transmisibles debido a la contaminación -y, en muchos casos, interrupción- del abastecimiento de agua y de los servicios de saneamiento, al desplazamiento y hacinamiento de poblaciones (lo que puede favorecer el contagio) y a la desorganización de los servicios de sanidad que quedaron interrumpidos después del desastre.

En esta sección se presentan manuales de vigilancia epidemiológica para enfermedades infecciosas comunicables, información sobre estándares de vigilancia epidemiológica recomendados para enfermedades prevenibles por vacunación y procedimientos para el control de vectores para mitigar la aparición de brotes epidémicos (malaria, dengue, etc.).